Blogia
SAUDADE

Rumbo al norte

Hoy me marcho a casa, después de dos meses lo estaba necesitando a gritos, es algo que no puedo explicar, cuando transcurre demasiado tiempo sin pisar Galicia empiezo a sentir un raro malestar, me empiezo a encontrar fatal, estoy más tristona, no puedo evitarlo.

Suelo viajar de noche, en autobús, pongo música (la elección de los cds que voy a escuchar es bastante difícil, me lleva mi tiempo, casi más que hacer la maleta), más o menos puedo dormir, se me hace mucho más corto así. Parada en Puebla de Sanabria para tomar un colacao a las dos y media de la mañana y a seguir. Cuando llego está esperándome mi padre. Le he dicho muchas veces que puedo coger un taxi pero él insiste en venir a buscarme, es algo que valoro mucho. Le doy un beso y empiezo a contestar sus preguntas de cómo estoy, qué tal el trabajo, etc. Luego me cuenta las novedades de la ciudad. Al llegar al portal de casa siento su familiar olor y sé que allí es dónde quiero estar. Dejo la maleta y me pongo las zapatillas. En esos momentos no necesito nada más para ser feliz.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

Duarte -

Yo suelo bajarme en A Gudiña. Y luego, taxi. ;-)

miss lucifer -

las princesitas fuera de su reino no son felices, y mueren de tristeza, pero tu reino es galicia y dentro de unas horas seras de nuevo, la pricesita!!

out -

Quizas esta vez no sea dificil.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres