Blogia
SAUDADE

"Blinder" (Astral)

Frío que lo invade todo, intruso que se cuela entre tus huesos y no puedes echarle, aire gélido inspirado que congela lentamente tu sistema respiratorio, ¡enhorabuena! ya eres un témpano.

 

Caminamos despacio, las capas de ropa nos impedían el movimiento articulado, éramos robots en esa noche de hielo. Demasiada gente intentando celebrar algo, mientras nuestros pasos iban al encuentro de los que viven sin fechas a destacar en el calendario.

 

Ella(1) se marchaba cuando llegamos, apenas unos segundos para informarnos de que se cambiaba de zona, que en la que había pasado los últimos años ya no era segura. Nos llevo a Ella(2), que no paró de hablar de su bebé y de lo mucho que está creciendo. De ahí a Ella(3), sus conversaciones de humor negro son las que más me gustan, ironía desgarrante que atemoriza incluso a su sombra, la realidad pura y dura, sin tapujos, me quedaría toda la noche escuchándole.

 

Él(1) se ha puesto un sombrero de cowboy y apenas habla, sólo sonríe.

 

Ellos nos esperan en el destino turístico más frío de toda la ruta, están cantando, ponen música, cuentan chistes en un idioma extraño. Con satisfacción nos muestran el colchón que han encontrado. Por un segundo observo el contraste, masa de visones a la salida del teatro taconeando apresuradamente para abandonar ese iglú en que se ha convertido la calle a esas horas, algunos nos miran con cara de ¡qué narices estáis haciendo aquí!. Me regocijo secretamente con su desconcierto. Para otros pasamos totalmente desapercibidos. Nadie es mejor ni peor, simplemente a nosotros nos rodean los "privilegiados", superhéroes a quienes les ha tocado luchar en la vida con un exigente sobreesfuerzo que pocos serían capaces de hacer.

 

Ella(4) al ver que no resisto la temperatura bajo cero me lleva de la mano a la "zona de las estufas" y se queda conmigo comentándome que la gente piensa que está loca cuando la ve dando vueltas por allí, ignorantes que desconocen que esa es la mejor forma de calentar el "culo".

 

Él(2) delira sobre médicos y su incompetencia, muestra su rabia porque no han conseguido encontrar el motivo de su dolencia.

 

Última parada, Plaza Mayor, todos duermen porque es necesario coger el sueño antes de que te paralice la temperatura, dejamos lo poco que nos queda en las bolsas. Encontramos a Él(3) que, incongruente, salta de frase en frase para terminar diciendo que no necesita nada.

 

Feliz navidad, nos han deseado todos... y no sabes qué contestar.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres