Blogia
SAUDADE

Grandes sorpresas

Ayer el portero me paró cuando entraba en el portal y comentó que había llegado un paquete para alguna de nosotras. Él creía que no era para mi... pero se equivocó. ¿Quien me mandaba algo tan grande? En el remite estaba la palabra clave: Valencia. Sonreí. Subí las escaleras imaginando qué habría en aquel sobre. Ni siquiera me quité el abrigo ni la mochila del gimnasio, fui directamente a por unas tijeras y rompí el envoltorio. Había tres regalos y unas líneas explicándolo todo. No podría decidirme si tuviera que escoger y quedarme con una sola cosa.
Colgué la postal en el corcho, puse uno de los dos cds, coloqué el libro sobre mi mesa y me senté en la cama a leer despacio.
El remitente es una de esas pocas personas que viven con emoción cada segundo de su vida, exprimiéndola al máximo. Atesoran el cúmulo de sensaciones que disfrutan como nadie y te sorprenden compartiéndolas cuando tú ya las habías perdido en algún recodo de la memoria. No se dan cuenta de lo importantes que son o del efecto que causan en las vidas de los demás porque su sencillez y humildad no les deja perder el tiempo reflexionando sobre eso. Añado como colofón su pasión (¡como no!) por la música, razón por la cuál le conocí.
Una vez más, gracias por ser así.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Duarte -

Felicidades por los regalos. ¿Y qué libro es? ¿Y qué disco?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres